Los mejores pisos de altas y bajas temperaturas

 
 
 
 

Pisos para bajas temperaturas

 
Los pisos pueden estar expuestos a temperaturas muy frías o incluso a temperaturas por debajo del punto de congelación. Esto expone al piso al “choque térmico” provocado por los cambios repentinos de temperatura, dañando superficie del concreto con cuarteaduras e incluso desprendimientos del sustrato, además las bajas temperaturas hacen que el piso sea resbaladizo y peligro para las personas que transitan por esa superficie.

 
 

 

Beneficios de los pisos para bajas temperaturas

 
 
Se evitan cuarteaduras o desprendimientos del concreto.
 
 
 
Se protege al sustrato contra humedad y el desgaste provocado por las temperaturas bajas.
 
 
 
Se puede tener un piso para bajas temperaturas con protección antibacterial.

 
 
 
En caso de requerirlo, se puede agregar un acabado antiderrapante al piso para bajas temperaturas, ofreciendo un lugar seguro para transitar.

 
 
 
 

Productos recomendados:

 
Un piso con alto brillo es muy estético a la vista y con los cuidados necesarios este brillo puede perdurar en presencia de tráfico intenso. Los beneficios que incluyen estos tipos de pisos son:
 
 
Uretanos. Ideales en la industria de alimentos, bebidas, rastros, empacadoras de alimentos en seco y húmedos, cuartos fríos, almacén de perecederos, supermercados, entre otros.
 
 
 
Poliaspártico. Este sistema es ideal para áreas frías e incluso se puede realizar la instalación con el cuarto frio encendido. Es muy utilizado en la industria de alimentos, bebidas, farmacéuticas, supermercados, restaurantes, almacén de perecederos y otras áreas frías del sector manufactura y comerciar.
 
 
 
 
 
 
 
 

Pisos para altas temperaturas

 
Las altas temperaturas pueden dañar seriamente al sustrato de un piso, pueden crear cuarteaduras y provocar desprendimientos de concreto propiciando un entorno inseguro de trabajo para empleados.

Los pisos para altas temperaturas están diseños para resistir temperaturas por arriba del punto de ebullición, además de resistir el choque térmico provocado por los cambios repentinos de temperatura.

 
 

Beneficios de los pisos resistentes a altas temperaturas:

 
 
Se evitan cuarteaduras o desprendimientos del concreto.
 
 
 
Evita daños sobre la estructura del sustrato gracias a las altas temperaturas.
 
 
 
Los pisos para altas temperaturas soportan temperaturas de hasta 400 °C.
 
 
 
Estos pisos son excelentes en áreas de fundición o incluso en la cocina de un restaurante.
 
 
 
 

Productos recomendados:

 
 
Los productos aquí recomendados pueden aplicar en todas o algunas de las áreas de una edificación o industrial. Para más información comunícate con nuestros asesores comerciales para que te indique cual es la mejor opción de recubrimiento para tu proyecto.

• Epóxicos. Cuentan con resistencia de hasta 400 °C y puede ser instalado en áreas de fundición y forjado de la industria metal mecánica, en la industria alimenticia, bebidas y farmacéutica en el área de hornos y cocción, e incluso en supermercados y restaurantes en área de cocinas y hornos.